ir a inicio

Fecha: 28/11/2008 Tipo: MEDIOS DE COMUNICACIÓN

ADIC PROPONE QUE LAS BANDERAS DE CANTABRIA Y LA UE SE COLOQUEN TAMBIÉN.

 

   ADIC PROPONE QUE LA BANDERAS DE CANTABRIA Y DE LA UE SE COLOQUEN JUNTO A LA ESPAÑOLA EN PUERTOCHICO. (28/11/2008).

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha registrado una iniciativa dirigida al alcalde de Santander en la que propone que las banderas de Cantabria y de la Unión Europea se coloquen junto a la española en la plaza de Puertochico y "en las mismas condiciones de tamaño y prevalencia". La asociación señala en un comunicado que la ciudad de Santander no sólo se debiera significar por su "adhesión" a lo que la enseña estatal representa, sino "también a lo que otro tipo de símbolos y entes manifiestan".

Pero a su juicio, "lamentablemente" Santander "está aún lejos de manifestar ni en lo simbólico ni en lo social, el mismo grado de adhesión a la idea de Cantabria", siendo "encima" la capital administrativa de la comunidad autónoma. Añade que "buena parte de responsabilidad" de esta situación "recae en la clase política santanderina, que asiste y promueve esa falta de referencias".

Según ADIC, resulta "incomprensible" que mientras se pida la Carta de Capitalidad para Santander se exija el apoyo del resto de Cantabria, para luego "obviarla y olvidarla", "hasta el punto de evitar cualquier referencia a la misma a lo largo y ancho de la ciudad".

También es "sorprendente", en su opinión, que Santander reclame la Capitalidad Europea de la Cultura y "vuelva a eludir un guiño a las instituciones comunitarias", "evitando" la referencia a Europa "con el simple hecho de poner su bandera".

Algo que sería, según ADIC, "estratégicamente conveniente" para lograr la Capitalidad, pero que "ni siquiera se contempla" por "una cerrazón nacionalista y reduccionista que siempre ha tratado de anular las verdaderas señas de identidad santanderinas: su decidida vocación comercial, marinera y atlántica".

Estas señas de identidad, concluye la asociación, contribuyeron en el pasado a configurar "una sociedad abierta con una nítida disposición a relacionarse con otras culturas de nuestro entorno atlántico más cercano". Sin embargo, "también hacia este tipo de adhesiones echa de menos" la asociación "la incondicional implicación de nuestra clase dirigente, más ensimismada en su hermético concepto de globalidad hispana y en su menosprecio a Cantabria".


Volver a Principal

+ Comunicados