ir a inicio

Fecha: 05/02/2009 Tipo: MEDIOS DE COMUNICACIÓN

ADIC INSTA A CELEBRAR EL 30 ANIVERSARIO DEL PROCESO AUTONÓMICO DE CANTABRIA.

 

   ADIC INSTA AL GOBIERNO, PARLAMENTO Y AYUNTAMIENTOS  A CONMEMORAR EL 30 ANIVERSARIO INICIO DEL PROCESO AUTONÓMICO EN CANTABRIA. (5/02/2009)

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) va a dirigirse al Gobierno regional, al Parlamento y a los ayuntamientos para que organicen actos conmemorativos por el 30 aniversario del inicio del proceso autonómico, el 5 de febrero de 1979, una fecha que a su juicio "no puede pasar desapercibida".

Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa el presidente de ADIC, Bernardo Colsa, y el portavoz de la comisión política de la asociación, José Manuel Pastrana, quienes explicaron que con esta iniciativa quieren dar "trascendencia histórica" a este proceso que dio paso a la "Cantabria autónoma".

Recordaron al respecto que hace hoy 30 años se firmó el "compromiso autonómico", acuerdo suscrito por PSOE, PCE, PRC, Partido Carlista, Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT) y Partido del Trabajo en Cantabria (PTC), en el que se comprometían a que los ediles elegidos por cada una de estas formaciones en las elecciones de abril de 1979 propiciaran acuerdos plenarios a favor de la autonomía.

 

 

Bernardo Colsa y Jose M. Pastrana, de izquierda a derecha.

 

Para ello, ADIC se va a dirigir a las corporaciones locales para que con actos "sencillos" rememoren los acuerdos plenarios de 1979, "reviviendo ese espíritu autonómico".

La asociación instará, por ejemplo, a que "respetando" los deseos de cada Ayuntamiento, se invite a los ediles de aquella época a un Pleno extraordinario donde se lea el "histórico" acuerdo municipal y se haga una declaración institucional de "reafirmación cántabra, compromiso con la autonomía y búsqueda de nuevas perspectivas de autogobierno que propicien la segunda descentralización", subrayó Colsa.

Explicó que los actos, en los que Cabezón de la Sal y Ambrosio Calzada, promotor de la iniciativa, deben jugar un "papel importante", se pueden completar con un homenaje a la bandera autonómica, conferencias, publicaciones, encuentros o debates.

 

Asimismo, ADIC pedirá al Gobierno y al Parlamento que se homenajee a los alcaldes de 1979, se conmemoren los acuerdos plenarios de la entonces Diputación y la elección de su primer presidente, o la primera vez que ondeó de manera oficial la bandera autonómica, el 26 de abril de 1979, efeméride en la que, a su juicio, debe cobrar especial protagonismo la figura de Luis Crespo, que se encaramó al Palacio de la Diputación el 21 de octubre de 1978 para izar la bandera.

 

   ADIC PIDE QUE SE CONMEMORE EL INICIO DE LA AUTONOMÍA. (6/02/2009).  Solicita a las instituciones que recuerden el histórico acuerdo.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) instó ayer a las instituciones -Gobierno regional, ayuntamientos y Parlamento- a que conmemoren el 30 aniversario del inicio del proceso autonómico con la lectura del histórico acuerdo. El 5 de febrero de 1979 se firmó el documento suscrito entre el PSOE, PCE, PRC, Partido Carlista, ORT y PTC para propiciar acuerdos plenarios a favor de la autonomía.

El presidente de la asociación, Bernardo Colsa, indicó que ayer se cumplió el trigésimo aniversario de la «concreción definitiva de Cantabria como entidad autónoma» que derivó en la presentación el 30 de abril de la histórica propuesta de Cabezón de la Sal a la que pronto se sumaron el resto de municipios cántabros y la propia Diputación.

Apuntó que la «negativa» del Estado a facilitar el ente preautonómico y la «ambigüedad» de algunos partidos propiciaron que ADIC diera origen al PRC en el verano de 1978 para concurrir a las elecciones municipales del año siguiente y así «poder desarrollar la reivindicación política del cantabrismo dentro del ordenamiento jurídico con la única salida que se ofreció a Cantabria, la consecución de la autonomía a través de los ayuntamientos».

ADIC quiere que se honre a los políticos pioneros para que, «con actos sencillos» todos los ayuntamientos «rememoren los acuerdos plenarios de 1979». Propone que se invite «respetando los derechos de cada ayuntamiento» a ediles de aquella época a un pleno extraordinario donde se lea el acuerdo y se haga una declaración institucional de reafirmación cántabra.

Bandera:

ADIC pedirá al Gobierno y al Parlamento que se homenajee a los alcaldes de 1979, especialmente a Ambrosio Calzada, se conmemoren los acuerdos plenarios de la entonces Diputación y la elección de su primer presidente. También, la primera vez que ondeó oficialmente la bandera autonómica, el 26 de abril de 1979, efeméride en la que, a su juicio, debe cobrar protagonismo la figura de Luis Crespo, que se encaramó al Palacio de la Diputación para izar la enseña en octubre de 1978.

 

   HOMENAJE AUTONOMISTA. (Tribuna Libre del periodista Victor Gijón. Publicada en el Diario Alerta el 6/02/2009).

Las elecciones municipales han provocado en ocasiones situaciones inesperadas. Más allá de la elección de concejales, los comicios locales lanzan mensajes políticos tan claros y evidentes que, por ejemplo, en 1931 llevaron al rey Alfonso XIII al exilio, abriendo la puerta a la II República. Y fueron unas elecciones municipales las que desbloquearon el proceso autonómico de Cantabria que la derecha, entonces representada por UCD, no tenía entre sus prioridades. Aunque parezca mentira era la izquierda la que reivindicaba Cantabria como comunidad autónoma a finales de los setenta. La izquierda y una asociación trasversal, de la que formaban parte personalidades y cargos públicos conservadores junto a los primeros regionalistas. Aquella asociación, de la que luego nacería el PRC, se llamaba y se llama ADIC. La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria, que nada tiene que ver con la organización que creó en 1976 un gobernador civil y una docena de alcaldes pre democráticos, nos proponen recuperar el papel que los ayuntamientos democráticos tuvieron en el proceso de configuración política de Cantabria como Comunidad Autónoma. Creo que es un reconocimiento merecido a esos ayuntamientos y alcaldes que, desoyendo las invocaciones partidarias, decidieron poner en marcha el proceso de elaboración del Estatuto de Autonomía. Fueron las ovejas negras de la derecha. Y la más negra de todas era Ambrosio Calzada.

En la tarde-noche del 30 de abril de 1979 la dirección regional y nacional de UCD combinó halagos, promesas y amenazas para evitar que el pleno de la corporación de Cabezón de la Sal, que Calzada presidía, aprobará la moción que abriría el proceso para hacer de Cantabria una región autónoma. No lo logró. La otra derecha, la de Alianza Popular, había perdido en las elecciones de marzo de aquel año a su único representante por Cantabria en el Congreso de los Diputados, Modesto Piñeiro. Fraga y los suyos terminarían votando en contra del Estatuto para Cantabria.

La derecha moderada de UCD no es que se opusiera a la autonomía, es que tenía planes para unirnos a otras regiones. Los dirigentes conservadores cántabros buscaban novias a Cantabria en todas las direcciones. Con Asturias, con Castilla-León o con León a secas, la opción predilecta de Martín Villa, paradigma de los políticos corcho. Apoyo el homenaje a alcaldes y ayuntamientos que iniciaron el proceso. Aunque alguno se quede con las vergüenzas al aire.


Volver a Principal

+ Comunicados