ir a inicio

Fecha: 15/02/2009 Tipo: MEDIOS DE COMUNICACIÓN

CONTROL PAISAJÍSTICO E IDENTITARIO EN LA REFORMA DE LEYES URBANÍSTICAS.

 

   ADIC ABOGA POR EL CONTRO PAISAJÍSTICO EN LAS REFORMAS DE LAS LEYES DE URBANISMO. (15 de febrero de 2009). Reclama responsabilidad de los agentes políticos y sociales y un uso sostenible.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) considera que, ante el inminente debate parlamentario sobre la modificación de la Ley del Suelo, la resolución de la redacción de las nuevas Normas Urbanísticas Regionales (NUR) y la aprobación del Plan Regional para la Ordenación del Territorio (PROT), es necesario un ejercicio de responsabilidad por parte de todos los agentes políticos y sociales y apostar por un «real y efectivo control urbanístico» en el que prime «la defensa del patrimonio natural y paisajístico junto al mantenimiento de la identidad de nuestros pueblos y villas reflejada en la arquitectura tradicional».

ADIC reclamó un avance definitivo hacia el desarrollo urbanístico sostenible. Por ello aboga por un desarrollo urbanístico que proteja el mundo rural y su cultura, y un desarrollo equilibrado y razonable, manteniendo la identidad colectiva «alejándonos de los instrumentos especuladores». La asociación cantabrista piensa que el Ejecutivo y los grupos políticos no deben obviar que, independientemente de regular la construcción en suelo rústico el camino a seguir es el espíritu de las NUR aprobadas en la pasada legislatura, toda vez que fueron anuladas por un mero defecto formal.

 

  COMUNICADO DE PRENSA: ADIC ABOGA POR EL CONTROL PAISAJISTICO  E IDENTITARIO EN LA REFORMA DE LA LEGISLACIÓN URBANISTICA DE CANTABRIA. 14 de febrero de 2009

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) considera que, ante el inminente debate parlamentario sobre la modificación de la Ley del Suelo, la resolución de la redacción de las nuevas Normas Urbanísticas Regionales (NUR) y la aprobación del Plan Regional para la Ordenación del Territorio (PROT), es necesario un ejercicio de responsabilidad por parte de todos los agentes políticos y sociales y apostar por un real y efectivo control urbanístico en el que prime la defensa del patrimonio natural y paisajístico junto al mantenimiento de la identidad de nuestros pueblos y villas reflejada en la arquitectura tradicional. ADIC cree que, ante las posturas anunciadas por parte de los distintos grupos políticos, gobierno, ayuntamientos y colectivos, será necesario incrementar la atención en el debate de manera que avancemos de una vez por todas en el desarrollo urbanístico sostenible.

ADIC cree que la inminente modificación de la legislación urbanística en Cantabria, sobre todo en lo que se refiere al uso del suelo rústico, debe contemplar una serie de principios básicos que van directamente ligados al desarrollo sostenible y a la preservación de las señas de identidad de nuestros pueblos y villas. Por ello, ADIC aboga, por un lado, por un desarrollo urbanístico que proteja el mundo rural y su cultura, y por otro, por el desarrollo equilibrado y razonable, manteniendo nuestra identidad colectiva como cántabros alejándonos de los  instrumentos especuladores. La asociación cantabrista piensa que el ejecutivo y los grupos políticos no deben obviar que, independientemente de regular la construcción en suelo rústico, tal y como se quedó tras el Debate de Orientación Política del pasado mes de junio, el camino a seguir es el espíritu de las NUR aprobadas en la pasada legislatura,  toda vez que fueron anuladas por un mero defecto formal.

En este sentido, ADIC apuesta por principios como la preservación del suelo no urbanizable,  las restricciones al crecimiento de núcleos rurales, las reservas públicas para actuaciones agrícolas y ganaderas o la eliminación con ciertas limitaciones de la regulación de la construcción de viviendas vinculadas a explotaciones agropecuarias. Según el colectivo cantabrista, ello va ligado al mantenimiento de la identidad arquitectónica y urbanística de nuestros pueblos y villas por lo que las reformas en la Ley del Suelo debe ajustarse a una serie de medidas lo suficientemente rigurosas que impidan el urbanismo descontrolado y/o desmesurado en suelo rústico.

Para ADIC, la modificación de la Ley del Suelo debe asegurar, entre otras cosas, la preservación del carácter rural de los terrenos evitando el riesgo de formación de nuevos núcleos de población. Además, la Ley debe contemplar la posibilidad de  adoptar medidas destinadas a la preservación, el mantenimiento y, en su caso, la restauración de las condiciones ambientales de los terrenos rústicos y de su entorno inmediato. Por último, según ADIC, la modificación de los términos de construcción en suelo rústico deberá observar que la tipología de la nueva construcción se adecúe a la arquitectura rural tradicional de la zona, cuando menos en lo relativo a materiales utilizados, composición de la fachada y volumetría del edificio.

GABINETE DE PRENSA ADIC


Volver a Principal

+ Comunicados