ir a inicio

Fecha: 18/09/2009 Tipo: europapress

ADIC RECLAMÓ EXPLICACIONES AL PP POR SU POSTURA EN LA REFORMA ESTATUTARIA.

 

    ADIC RECLAMA AL PP QUE EXPLIQUE POR QUÉ APOYA OTRAS REFORMAS ESTATUTARIAS Y "NIEGA" LA DE CANTABRIA.

La Asociación teme un "boicot" del PP a la reforma y que perduren sus "rescoldos antiautonómicos". SANTANDER, 17 Septiembre de 2009. (EUROPA PRESS).

 

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) reclamó hoy una explicación "contundente, meridiana y razonable" de por qué el PP apoya reformas estatutarias en todas las comunidades autónomas y "la niega" en Cantabria, tras las manifestaciones del presidente autonómico de este partido, Ignacio Diego, "restando prioridad" a la reforma cántabra.

Para ADIC, "se ha vuelto a poner de manifiesto el lamentable y endémico pasotismo del PP cántabro respecto al hecho autonómico de Cantabria que siguen sin entender treinta años después, aderezado además por un prepotente mensaje relativo a su necesario concurso en el escenario reformista, presagiándose un boicot futuro a la reforma".

ADIC exigió al PP de Cantabria que "aclare de una vez por qué niega en Cantabria lo que en otras latitudes reclama, apoya o incentiva" y permite que en la Comunidad "no se avance en una  reforma estatutaria urgente, necesaria e inevitable".

 El colectivo cantabrista dijo no entender el hecho de que comunidades gobernadas por el PP y que ya reformaron su Estatuto en 1998, como Cantabria, hayan desarrollado recientemente una nueva modificación de su norma básica "sin ningún trauma o complejo", mientras que, por el contrario, "aquí no sólo se rechaza sino que además se frivoliza con el tema".

Para ADIC, es "necesario y urgente" que el PP cántabro explique cuál es su concepto  sobre la autonomía, "a la vista de su deseo de dejar a Cantabria en desventaja respecto a otras comunidades". Si no lo aclaran, advirtieron, "sus postulados se deben entender como antiautonómicos".

 

"RESCOLDOS ANTIAUTONÓMICOS"

Además, la asociación cantabrista se ofreció "de manera desinteresada", a dar a los populares un "curso acelerado" sobre el significado de conceptos básicos como autonomía, autogobierno o ámbito competencial, "para que pueda diferenciarlos del concepto de diputación provincial que aún parece presidir el discurso de los populares cántabros por el desconocimiento absoluto que del significado del autogobierno plasman cada vez que hablan".

Según esta entidad, la postura del PP "sólo se puede entender desde una visión alicorta del concepto autonómico y desde una lectura reduccionista de la Constitución, al igual que hicieron hace treinta años, entonces bajo las siglas de Alianza Popular, negando a Cantabria a priori, obstaculizando su apuesta por el autogobierno y aceptando definitivamente su realidad cinco años después que el resto de los partidos, en verano de 1982 y cuando el proceso era inevitable".

ADIC espera que la historia "no se repita", pero se "teme" que "aún perduren esos rescoldos ideológicos antiautonómicos" en el PP cántabro.

Por último, la asociación espera que tras las "prepotentes" palabras de Diego no se esconda una "actitud de boicoteo que en nada beneficiaría a Cantabria, pues impediría una reforma que puede y debe dotar a Cantabria de nuevas herramientas para afrontar los retos del estado del bienestar".

 

 

 

   LA REFORMA DEL ESTATUTO ENFRENTA A LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS. (18 de septiembre de 2009).

 

La reforma del Estatuto aun no se ha iniciado pero ya enfrenta a los partidos con representación Parlamentaria. PSOE y PRC son los grupos que se han marcado esta reforma como un objetivo prioritario para el nuevo periodo de sesiones de la Cámara alta. Pero no les ha gustado que el PP les advirtiera que sin ellos «no se puede mover ni una coma» de la ley porque cualquier cambio necesita una mayoría cualificada y el PP tiene 17 diputados.

Ayer el portavoz socialista, Francisco Fernández Mañanes, consideró las declaraciones del PP una muestra de su prepotencia y afirmó que ningún grupo es prescindible. El diputado socialista volvió a señalar al consenso como el elemento «imprescindible» para abordar la reforma estatutaria y lamentó que el PP se «escude» en la crisis y el debate de infraestructuras para eludir el trabajo del Estatuto «como si esto fuera incompatible».

Para los populares, la actitud del PSOE responde a una «falta de criterio» ya que hace nueves meses la reforma del Estatuto no era para el PSOE una prioridad porque había que enfrentarse a la crisis «y ahora con un escenario económico peor sí lo es».

El portavoz del PP en el Parlamento, Francisco Rodríguez, lamentó que el PSOE continúe con su deriva en su estrategia política y le recomendó que escuche a los ciudadanos y esté cercano a sus demandas, para ofrecer soluciones a sus problemas.

Los regionalistas interpretaron como un rechazo a sentarse a trabajar en la reforma, las palabras del PP del miércoles, en las que su presidente insistió en que la reforma no es una prioridad para ellos pero que si se inicia no se negará a participar. Rafael de la Sierra, portavoz del PRC en el Parlamento, consideró que no es razonable que lo que es bueno para el PP en otras comunidades no lo sea en Cantabria. Pidió a los populares que reconsideren su postura y les recordó que las grandes decisiones que afectan al futuro de la comunidad o el Estado «han de ser tomadas por consenso y con un espíritu constructivo como el que tiene el PRC». «No tiene explicación que el PP se niegue a sentarse a debatir», dijo.

 

ADIC se teme el boicot

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) también habló ayer para pedir al PP una explicación de por qué apoya reformas estatutarias en todas las comunidades y la niega en Cantabria. ADIC lamentó el «endémico pasotismo» del PP cántabro respecto al hecho autonómico de Cantabria que «siguen sin entender treinta años después». Se teme que el «prepotente» mensaje del PP hace presagiar un «boicot futuro a la reforma».


Volver a Principal

+ Comunicados