ir a inicio

Fecha: 06/11/2009 Tipo: europapress

SE PIDE AL PP QUE "NO UTILICE ARGUMENTOS PUERILES" CON EL BLINDAJE VASCO.

 

    ADIC PIDE AL PP QUE "DEJE DE UTILIZAR ARGUMENTOS PUERILES" CON EL BLINDAJE VASCO Y "EJERZA SU RESPONSABILIDAD". 6 noviembre 2009.

La asociación cantabrista insta al presidente del PP cántabro a que "abandone el recurso demagógico para negar" la reforma estatutaria.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) pidió hoy al presidente del PP en la región, Ignacio Diego, que "deje de utilizar argumentos pueriles con el blindaje vasco y ejerza su responsabilidad" y le instó a que "abandone el recurso demagógico para negar la reforma estatutaria y tome decisiones".

ADIC opinó hoy que el discurso que mantiene el PP cántabro respecto al futuro blindaje de las normas fiscales vascas "no es más que el típico recurso demagógico anti vasco, utilizado en este caso para tapar la falta de argumentos ante una evidencia cada vez más necesaria, la reforma del Estatuto Cántabro".

Según ADIC, "no hay nada más directo y efectivo" que dotarse de herramientas "potentes" ante un sistema fiscal como el vasco, que viene consagrado en la Constitución, "la misma que tanto afirman defender los populares", apuntó en un comunicado.

Para la asociación cantabrista, "todo lo que se escape de ahí no es ni más ni menos que demagogia barata sin ningún tipo de base argumental" y que sólo sirve "para excusar la negativa a defender los intereses generales de Cantabria, tapar la contradicción interna del propio PP, esconder un pasado tenebroso respecto al asunto y satisfacer la ideología de los resortes más recalcitrantes de la derecha cántabra", agregó.

Según ADIC, las "maniobras" del PP cántabro para "eludir" la reforma estatutaria son cada vez "más abracadabrantes" y evidencian, a juicio de la asociación, una actitud "claramente obstruccionista que impide afrontar el futuro con la serenidad y consenso que se necesita para estos casos".

Indicó que, ante una clima generalizado de cambios que afectan a Cantabria de manera directa, como el nuevo sistema de financiación autonómico o el futuro blindaje de las normas fiscales vascas, y que "precisa de la unidad de acción en pos de la defensa de los intereses generales de Cantabria", al PP "sólo se le ocurre argumentar que una reforma estatutaria que blinde a su vez Cantabria de posibles agravios fiscales es 'vender derechos de Cantabria a Euskadi', un evidente desatino para tapar sus vergüenzas y hacer un gesto a los sectores más reaccionarios", señaló.

Para la asociación cantabrista, semejante argumento es "radicalmente falso" porque las compensaciones que se puedan prever con la toma en consideración del "efecto frontera" en el estatuto o en el sistema de financiación, "lejos de ser coyunturales, son mecanismos para actuar estructuralmente en el conjunto de las políticas que afectan al estado del bienestar y a la propia política industrial", apuntó.

Subrayó así que "no es vender ningún derecho, es nada más y nada menos que actuar dentro de las normas para defenderse de los privilegios vascos que se definen en la Constitución; se trata de reafirmar nuestra autonomía frente a posibles agravios", apostilló.

MANIOBRA DE DISTRACCION

Para ADIC, el único motivo de las declaraciones del PP se debe entender como "un desconocimiento absoluto" del Estado de derecho o, "lo que parece más probable", como una "maniobra de distracción ante la necesaria respuesta que debe ofrecer Cantabria: blindarse a sí misma", subrayó.

ADIC criticó que el PP "es incapaz de dar su brazo a torcer tras sus reiteradas negativas a reformar el Estatuto" y añadió que, "dentro de su estrategia generalizada de acoso al Ejecutivo", presenta un escenario y un debate "imposible" que le interesa para "activar los extremismos y eludiendo su propia responsabilidad porque nunca nadie, ni el propio PP ni el PSOE, se han planteado reformar la Constitución para derogar los privilegios vascos", aseguró.

Indicó al respecto que en el caso de Cantabria, cuando el PP tuvo responsabilidades de Gobierno, "siempre mantuvo un servilismo y un silencio cómplice hacia los dos mandatos de Aznar cuando desde Madrid se mandaba callar ante determinadas normas vascas". A ello --dice-- hay que sumar los argumentos de los populares vascos, que apoyan el blindaje de su concierto "y que incluso rompen la disciplina de voto de su grupo en el Congreso".

Por todo ello, ADIC pidió al presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego, que "deje de confundir a la ciudadanía" y que "antes de desbarrar" sea "coherente" y primero reclame a su homólogo vasco, Antonio Basagoiti, la "inmediata" retirada del apoyo al blindaje que hace su partido en Euskadi y que luego plantee una reforma constitucional para incorporar el sistema vasco al general. En caso contrario --dice-- "sólo le queda una salida para defender a Cantabria, la de la reforma estatutaria", concluyó.


Volver a Principal

+ Comunicados