ir a inicio

Fecha: 07/11/2009 Tipo: europapress

CRÍTICA AL GOBIERNO POR SUPRIMIR LAS MATERIAS DE HISTORIA DE CANTABRIA EN LA UC.

 

    ADIC ACUSA AL GOBIERNO REGIONAL DE PROMOVER EL ANALFABETISMO SOBRE CANTABRIA CON LA REFORMA DE LA TITULACIÓN DE HISTORIA. 7 noviembre 2009.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) acusó hoy al Gobierno regional de "colaborar a instaurar el analfabetismo" sobre Cantabria al aceptar la propuesta presentada por la Dirección General de Universidades por la que se suprimen las materias de historia de Cantabria en la nueva titulación de Grado en Historia.

Para la asociación, la aprobación de los nuevos planes de estudio y la aceptación por parte del Gobierno de la eliminación de esas asignaturas supone "un desprecio a la identidad y personalidad de Cantabria".

Con ello, lamentó que el Ejecutivo "ha dado la razón a aquellos que sostienen que Cantabria no puede ser ni objeto ni sujeto de estudio, algo intolerable que choca directamente con los preceptos estatutarios".  

A la vista de la situación, ADIC instó al Gobierno a "reparar el error e impulsar seminarios relacionados con Cantabria con la correspondiente carga académica", en respuesta a la demanda de los propios estudiantes. Asimismo, pidió que el Ejecutivo "ejerza su tutela ante las nuevas titulaciones que se avecinan para que no vuelva a suceder lo mismo".

 

 

Facultad Filosofía y Letras Universidad de Cantabria.

 

En un comunicado, la asociación aseguró que el Ejecutivo cántabro "ha hecho un flaco favor a la identidad y personalidad de Cantabria al permitir que se implante de manera definitiva la nueva titulación de Grado en Historia", "consagrando así la eliminación de las asignaturas referentes a Cantabria y culminando una serie de despropósitos que parten de la propia Facultad y acaban en el director general de Universidades e Investigación, Andrés Hoyo".

Según ADIC, la decisión es "grave", pues impide que los alumnos puedan tener la posibilidad de estudiar la historia de Cantabria, un hecho que se suma además al "desolador panorama del tratamiento" de la historia regional en Secundaria y Bachillerato.

"El paso dado supone oficializar la negación de Cantabria y del pueblo cántabro en todos los niveles de enseñanza" y constituye "un ejemplo de provincianismo rancio y acomplejado que convierte al Gobierno en cómplice de ciertos sectores académicos que siempre se han posicionado contra la propia trascendencia histórica de  nuestra comunidad y de sus habitantes", apostilló ADIC.

Además, recalcó que la decisión "no tiene parangón en el resto del Estado porque todas las comunidades contemplan en sus universidades los correspondientes estudios a su pasado".

Por último, señaló que "la demanda de este tipo de estudios por parte del alumnado, debe sonrojar a más de uno y hacer recapacitar sobre la decisión tomada" y, por ello, insistió en que se incentive la implantación de seminarios y en que la situación "no se vuelva a plantear con la aprobación de otras titulaciones que también deben recoger asignaturas referidas a Cantabria".


Volver a Principal

+ Comunicados