ir a inicio

Fecha: 21/09/2010 Tipo: ADIC

ADIC DENUNCIA QUE LOS LIBROS DE TEXTO TIENEN GRAVES OMISIONES SOBRE CANTABRIA

 

 La Asociación ADIC afirma que los libros de texto de los escolares cántabros vuelven a incluir graves omisiones relacionadas con la historia y cultura cántabras, en especial en Secundaria, vulnerando los desarrollos curriculares y la Ley de Educación. En ese sentido, de no solucionarse el asunto, se estaría educando a toda una generación en un analfabetismo funcional sobre nuestra Comunidad. Dado que la situación se agrava más aún desde ahora, pues los libros de texto tendrán una vigencia de cuatro años, la asociación pide a la Consejería el diseño y elaboración de un completo material didáctico que permita cumplir los objetivos de la Ley de Educación contemplados en el artículo décimo.

   En la actualidad, sólo la voluntad de los docentes impide que los alumnos sean totalmente desconocedores de Cantabria y lo cántabro.
La asociación cree que es absolutamente vergonzoso que los propios escolares desconozcan la realidad cultural de su entorno más inmediato, algo que no tiene parangón en ninguna otra Comunidad Autónoma. No es de recibo que no haya menciones a elementos tan importantes como el patrimonio lingüístico, la literatura o la música, que se fomente cierta aculturación en elementos perfectamente consolidados del ámbito natural, geográfico y etnográfico o que la historia no tenga otro tratamiento que la de breves apéndices desconectados entre sí.
En estas condiciones, es del todo punto de vista improbable que un escolar concluya su ciclo educativo obligatorio cumpliendo los objetivos curriculares, que no son otros que promover el conocimiento del patrimonio histórico, natural y cultural de Cantabria, así como motivar su defensa y conservación.
De esta manera, esta situación provocará la educación de toda una generación en la ignorancia y subsiguiente desprecio y desapego a una realidad como la cántabra, una Comunidad Autónoma con personalidad histórica y cultural.
ADIC afirma que de nuevo en Cantabria se hace lo contrario que en el resto, que en la totalidad de las Comunidades. La legislación educativa cántabra obliga, como no podía ser de otra manera, a asumir conocimientos sobre la propia Cantabria. Sin embargo, en nuestra comunidad, esa enseñanza es completamente residual y más si la comparamos con el tratamiento que de lo suyo hacen en Asturias, Castilla León, Murcia, Andalucía o Extremadura, por citar ejemplos de unas regiones que no tienen, precisamente, ciertas veleidades. En este sentido, en Cantabria los escolares se educan con textos y contenidos desarrollados al estilo de los folletos turísticos, algo que puede parecer cómico, pero que en realidad resulta trágico.
ADIC cree que la Consejera de Educación, Díaz Tezanos, está desarrollando, en general, una buena labor y que esta no se puede ver empañada por una mala atención a las peculiaridades cántabras. Es precisamente por ello por lo que la asociación confía en que la Consejería subsane esta situación, elaborando un completo material didáctico que desarrolle las enseñanzas reguladas por la Ley Orgánica de Educación, adaptándolas a las peculiaridades de nuestra Comunidad Autónoma, e incorporando a través de diferentes materias, el conjunto de de peculiaridades lingüísticas, históricas, geográficas, artísticas, sociales, económicas e institucionales. Sólo así, los escolares conocerán y valorarán los rasgos del patrimonio lingüístico, cultural, histórico y artístico de Cantabria y participarán en su conservación y mejora.


Volver a Principal

+ Comunicados