ir a inicio

Fecha: 28/02/2014 Tipo: ADIC

AYUNTAMIENTO DE SANTANDER SE UNE A LA MAREA ANTIFRACKING QUE SOLICITÓ ADIC

 

  La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) valora de forma  muy positiva que la petición de la propia ADIC, realizada a los Grupos Municipales Popular, Regionalista y Socialista del Ayuntamiento de Santander, para condenar del uso de la técnica de fractura hidráulica, conocida como fracking, en el municipio y en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Cantabria, haya contado con la aprobación unánime de los tres grupos municipales. Y haya visto la luz, en forma de aprobación en el pleno del Consistorio santanderino, de las demandas de ADIC contra cualquier tipo de actividad relacionada con el fracking en Cantabria.

ADIC agradece a la corporación municipal santanderina el interés y la favorable acogida con la que recibieron el documento por el que se instaba, desde la asociación, a manifestar de forma contundente su oposición  al uso del fracking en Santander y en todo el territorio cántabro.

Desde ADIC siempre hemos considerado, como un intrusismo en la soberanía de la cámara parlamentaria representativa de todos los cántabros, el recurso presentado por el Gobierno Central contra la Ley antifracking cántabra. Así que el hecho de que el Ayuntamiento de Santander, haga suya públicamente esta misma consideración nos parece acertado, significativo y un fiel reflejo del malestar social provocado, en la ciudadanía de Cantabria, la injerencia del Estado en una Ley que había puesto en común acuerdo a todos los cántabros.

Creemos que ha llegado el momento, desde todos los colectivos sociales antifracking cántabros, de pedir a los representantes políticos de nuestra Comunidad un ejercicio de seriedad, dejarse de fariseismos, luchas partidistas estériles y ponerse manos a la obra para impulsar una política energética ideada con criterios de racionalidad y sostenibilidad con el territorio. En la que todos los cántabros aportemos nuestras inquietudes sobre lo que estamos dispuestos a sacrificar en aras de la superación de déficit energético.

 


Volver a Principal

+ Comunicados