ir a inicio

Fecha: 23/01/2004 Tipo: PRENSA

SAN MARTÍN DE BAJAMAR EN PELIGRO

     Nosotros, las asociaciones sin ánimo de lucro y preocupadas por el patrimonio común ACANTO, ADIC, ARCA y CANTABRIA NUESTRA, abiertas a la participación de cuantas personas quieran solidarizarse, manifestamos nuestra inquietud a los ciudadanos de Cantabria ante las noticias que han hecho pública la existencia de proyectos que presuponen un despojo de espacios públicos pertenecientes al común de la ciudadanía.

San Martín de Bajamar es el último reducto sin planificar entre la ciudad y sus playas, Un paisaje litoral cuajado de historia y tradiciones marineras. Allí se conservan restos de asentamientos romanos, la memoria de los postreros talleres de carpintería de ribera, y centros educativos y dedicados al estudio de la mar. Este espacio privilegiado, entre el dique seco de Gamazo y la Playa de los Peligros, se ve ahora amenazado por un actuación inmobiliaria, prevista en buena parte sobre el suelo público, aquel que nuestros representantes políticos están especialmente obligados a defender.

Se trata de una zona única con enormes posiblilidades para el disfrute de la población; un espacio cultural, lúdico y recreativo que precisa la ciudad como remate lógico a las importantes inversiones realizadas para la recuperación del muelle de Calderón, Puerto Chico y Castelar.

Son ya muchas las ciudades protuarias europeas y norteamericanas que pueden servirnos de ejemplo por haber recuperado de forma ejemplar su historia y carácter marineros, mediante la construcción de "frentes marítimos" para goce de propios y extraños.

La concentración en la zona de instituciones como el Laboratorio Oceanográfico, el Museo Marítimo del Cantábrico y centros de enseñanza dedicados a la mar, junto a las posibilidades que ofrece el dique de Gamazo, suponen una situación de partida envidiable, a complementar con pequeños restaurantes típicos, tiendas de artesanía y productos no perecederos, talleres tradicionales, entre los que cabría el de carpintería de ribera....todo ello bajo el signo de la calidad.

Los avances conocidos de la primera actuación inmobiliaria prevista costan de raíz las posibilidades de ordenar San Martín de Bajamar de la forma más beneficiosa para el conjunto de los vecinos de Santander, así como para la satisfacción de turistas y visitantes.

El tremendo impacto visual que tal construcción supondría, contemplado desde la costa y la bahía, visto desde Reina Victoria, será una enorme pantalla ocultadora del paisaje, con el agravante, para sorpresa de los ciudadanos, de que tal atentado medioambiental se pretende levantar sobre un solar del que más del 35% es terreno público, incluyendo en el mismo nada menos que dos calles.

La importancia de este espacio cívico justifica plenamente el que su futuro se planifique dando la mayor participación posible al pueblo santanderino y con procedimientos de total transparencia, lo que pasa por la convocatoria de un concurso público y abierto de ideas que garantice el mejor diseño y la optimización del uso colectivo de tan valioso y excepcional patrimonio.

Santander, diciembre de 2003.

 MOVIMIENTO CIUDADANO PARA LA DEFENSA DE SAN MARTÍN DE BAJAMAR.


Volver a Principal

+ Comunicados