ir a inicio

Fecha: 31/07/2007 fuente: MEDIOS DE COMUNICACIÓN
RECOGIDA DE FIRMAS SOLICITANDO CAMBIOS EN EL MODELO DEL PARQUE DE LAS LLAMAS.
ADIC Y ARCA han iniciado una campaña de recogida de firmas solicitando al Ayuntamiento de Santander un plan para naturalizar las obras realizadas en el parque de Las Llamas y un cambio de modelo para el resto de la vaguada, siguiendo el ejemplo de los grandes parques europeos.

 

   Campaña de los ecologistas para 'naturalizar' Las Llamas. Las asociaciones ARCA y ADIC recogen firmas para lograr que el Ayuntamiento cambie de modelo en la vaguada. (31/07/2007).

Las asociaciones ARCA y ADIC han iniciado una campaña de recogida de firmas para solicitar al Ayuntamiento de Santander un plan para 'naturalizar' las obras realizadas en el parque de Las Llamas y un cambio de modelo para el resto de la vaguada, siguiendo el ejemplo de los grandes parques europeos.

Ambas asociaciones aseguraron ayer en un comunicado que «la mayor parte» de los santanderinos que han visitado el parque manifiestan su «perplejidad y desconcierto» por el modelo instalado y sostuvieron que «la opinión generalizada» es que las obras «no tienen nada que ver con las necesidades y expectativas de la población» y han «servido únicamente para inaugurar una obra aparatosa y muy cara durante un periodo electoral».

A su juicio, la responsabilidad de que los santanderinos estén «defraudados» con el parque de Las Llamas hay que achacarla en primer lugar al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, pero también a los partidos políticos de la oposición por mantener una «actitud pasiva» durante toda la ejecución de las obras.

«Para comprobar el fracaso del parque de Las Llamas basta saber que cuando se abrieron los parques de La Magdalena o Mataleñas los santanderinos se volcaron desde el primer día gracias a su aspecto natural y a sus variadas y libres posibilidades de actividades y usos. Por el contrario, la apertura del parque de Las Llamas ha necesitado de la programación de todo tipo de actividades paralelas para conseguir la presencia de público», agregaron.

ADIC y ARCA desean que el Ayuntamiento esté «más abierto al diálogo» y acepte buscar una solución técnica y presupuestaria para naturalizar lo existente y cambiar de modelo para lo que resta de vaguada. «El parque de Las Llamas, con sus tres kilómetros de longitud en el futuro, debe convertirse en el espacio público naturalizado y recreativo más importante de Santander, y en un referente para toda Cantabria».

Volver a Principal

+ Noticias