ir a inicio

Fecha: 27/09/2007 fuente: MEDIOS DE COMUNICACIÓN
CERCA DE 3.000 FIRMAS PIDIENDO CAMBIOS EN EL MODELO DEL PARQUE DE LAS LLAMAS.
ADIC y ARCA han entregado cerca de 3.000 firmas al Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria solicitando una naturalización en el modelo de Parque de las LLamas de Santander.

 

     Firmas para que se «naturalice» Las Llamas. (27/09/2007).

ARCA y la Asociación en Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) entregaron ayer en la Consejería de Medio Ambiente casi 3.000 firmas para reclamar la naturalización del Parque de las LLamas de Santander, con árboles y amplias campas «ya que lo construido es una plazoleta artificial hecha precipitadamente». Ambas organizaciones manifestaron su intención de continuar con la recogida de firmas y mantener el conflicto indefinidamente «si el Gobierno sigue dando la espalda a los ciudadanos». El parque fue proyectado por el Ayuntamiento de Santander, pero ha sido financiado con 11,1 millones de euros por el Ejecutivo.

Representantes de ADIC y ARCA haciendo entrega de las firmas.

 

    ARCA y  ADIC entregan 2.826 firmas pidiendo cambios en Las LLamas. (26/09/2007).

ARCA y ADIC han entregado al consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, 2.826 firmas que reclaman la naturalización de lo construido en el parque de Las Llamas y un cambio de modelo a base de manchas de arbolado autóctono y amplias campas para el libre disfrute de la gente. Ambas organizaciones continuarán recogiendo firmas entre los santanderinos y garantizan que mantendrán el conflicto indefinidamente si el Gobierno continúa dando la espalda a los ciudadanos.

Además, ADIC y ARCA han entregado una carta al consejero en la que reivindican su papel de impulsores históricos del desvío de la S20 para crear un gran parque urbano en la vaguada de Las Llamas, un proyecto apoyado unánimemente por los vecinos y traicionado posteriormente por el Ayuntamiento de Santander con la construcción de una faraónica plazoleta que ha frustrado las expectativas de disfrutar de un gran pulmón verde en el centro de la ciudad.

Por estos y otros motivos ARCA y ADIC sospechan que la iniciativa del Ejecutivo de entregar 12 millones de euros para sufragar el despilfarro de Las Llamas es la moneda de cambio para que el Ayuntamiento de Santander desbloquee otros proyectos promovidos desde el Gobierno de Cantabria, una circunstancia que sólo serviría para aumentar el descrédito general de la política y de las instituciones públicas.

Ambas organizaciones destacan en su carta que no pretenden la derrota moral de nadie, ni un enfrentamiento político gratuito entre instituciones, sino que lo único que las mueve es posibilitar que todos los responsables políticos implicados retomen el sentido común y consideren prioritariamente la calidad de vida presente y futura de los santanderinos. El espacio recreativo de mayor importancia histórica en el urbanismo de la ciudad no puede estar sometido a la estrategia de intercambio de favores políticos entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento. Los políticos pasan, pero el parque quedará ahí para siempre.


Volver a Principal

+ Noticias