ir a inicio

Fecha: 22/04/2008 fuente: MEDIOS DE COMUNICACIÓN
5.000 PALABRAS EN CÁNTABRU: PRESENTACIÓN DICCIONARIO CASTELLANO-CÁNTABRO.
La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha editado con el apoyo de la Consejería de Cultura de la comunidad autónoma un "Diccionario Castellano-Cántabro", que presenta la traducción al montañés de 5.000 palabras castellanas.

 

 5.000 PALABRAS EN CÁNTABRU. (22/04/2008).

ADIC publica un diccionario con la traducción de miles de términos al 'cántabro', con el objetivo de "abrir un debate científico" que sirva como punto de partida para la conservación, fomento y difusión del dialecto.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha editado con el apoyo de la Consejería de Cultura de la comunidad autónoma un "Diccionario Castellano-Cántabro", que presenta la traducción al montañés de 5.000 palabras castellanas.

El presidente de ADIC, Bernardo Colsa, y el autor del diccionario, el traductor Daniel Estrada Gómez-Acebo, han explicado hoy que el principal objetivo de esta obra es ofrecer una "aproximación al léxico cántabro" que acerque la "circunstancia lingüística" de esta comunidad autónoma al "gran público".

 

 

Bernardo Colsa y Daniel Estrada.

 

En este sentido, Colsa señala que más que ser un mero registro de un número determinado de vocablos, se trata de "abrir un debate científico" que sirva como punto de partida para la conservación, fomento y difusión del cántabro o montañés.

También ha explicado que este trabajo se le encargó al cántabro Daniel Estrada como estudioso del tema y teniendo en cuenta que el hecho de que resida en Cataluña tenía la ventaja de estar "alejado del ruido" que podía afectarle para la redacción de la obra en caso de vivir en la región.

 

Riqueza lingüistica

 

El diccionario, de 176 páginas, incluye equivalentes cántabros de unas 5.000 entradas castellanas con sus diferentes acepciones, especificando los lugares de Cantabria en los que han sido recogidos o de los que proceden.

El autor de la obra, además de recordar la extensa bibliografía existente sobre la lingüística de Cantabria, ha precisado que entre los diferentes lugares de procedencia de las palabras cántabras que aparecen en el nuevo diccionario, destacan las comarcas del interior.

Así, en la obra aparecen muchos vocablos montañeses de lugares como Tudanca, Carmona y la Vega de Pas; igualmente contiene cuadros con campos de vocabulario específico e información sobre los aspectos más peculiares del montañés, con una amplia reseña bibliográfica.

Las obras del lingüista R. Penny publicadas en la década de los setenta sobre el habla pasiega y de Tudanca y la "Aportación al estudio del habla cántabra" de Roberto Diego, son algunas de las publicaciones en las que se ha basado Estrada para su diccionario.

El autor explica que su intención no ha sido la de crear una normativa sobre cómo se tiene que hablar cántabro, sino "descubrir la riqueza lingüística de Cantabria " y "dignificar" esta parte de su patrimonio cultural.

En el diccionario aparecen muchos vocablos que en su traducción al cántabro únicamente varían en su terminación en "u" en sustitución de la "o" final, como "cortu" (corto), "abiertu" (abierto) o "añu" (año).

Pero también hay otras que varían notablemente, como "sincio" (deseo), "atotegar" (decorar), "lichonera" (piara), "oyer" (oír) y "potrosu" (cutre).Si yo les digo «me duele el 'piscuezo'» seguramente más de uno se quedará de una pieza, pero es una expresión cántabra, concretamente de la zona de Tudanca. En el Pas podrían haber dicho cuillu y todo para indicar que lo que duele es el cuello.
Este es uno de los ejemplos que pueden surgir del diccionario castellano-cántabro que ha realizado la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria, ADIC, y que ha sido coordinado por Daniel Estrada Gómez-Acebo.
El presidente de ADIC , Bernardo Colsa, y el autor del diccionario, el traductor Daniel Estrada Gómez-Acebo, explicaron que el principal objetivo de esta obra es ofrecer una «aproximación al léxico cántabro» que acerque la «circunstancia lingüística» de esta comunidad autónoma al «gran público».
 

 

 

Portada del Diccionario Castellano-Cántabro.


Volver a Principal

+ Noticias