ir a inicio

Fecha: 29/10/2009 fuente: diario El Mundo Cantabria
LA UNIVERSIDAD DE CANTABRIA RETOMA LAS CLASES DE HISTORIA DE CANTABRIA.
La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cantabria acordó en Junta transformar las dos optativas en seminarios libres ante la demanda de los estudiantes y la Asociación ADIC.

 

    LA UC HACE UN GUIÑO A ADIC Y MANTIENE VIGENTE HISTORIA DE CANTABRIA. 29 de octubre de 2009.

La Facultad de Filosofía y Letras acordó en Junta transformar las dos optativas en seminarios libres ante la demanda de los estudiantes y el colectivo. ENRIQUE MUNÁRRIZ / Santander

 

La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cantabria ha dado marcha atrás a la decisión de eliminar cualquier atisbo de cantabricidad en el nuevo grado de Historia. Los alumnos del centro podrán saber finalmente de las andanzas de Corocotta y compañía, así como del resto de la historia de la región y el arte rupestre, durante el último curso de la titulación.

La Junta del centro, ante una petición de la Delegación de Alumnos aunque no por unanimidad, según el decano y la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria, ha decidido transformar las tres materias optativas que se impartían en el programa de estudios de la ya difunta Licenciatura por unos «seminarios, cursos o clases» con continuidad y de carácter opcional que se convalidarán por los seis créditos de libre elección de los que disponen los alumnos.

 

  

 

La decisión del decano, Fidel Gómez Ochoa, viene dada por el manifiesto interés de estudiantes por cursar esta materia dentro de la propia titulación de grado, ya que, aunque no estaba integrada en los planes de estudio, quedaban recogidas dentro de los posgrados y master.

Ahora, los contenidos de las tres asignaturas Historia de Cantabria Antigua y Medieval; Historia de Cantabria Moderna y Medieval y Prehistoria de la Región Cantábrica, todas ellas con seis créditos– deberán reformularse en un proyecto, llevarlo a Junta y aprobarlo. El Decanato ha dado la opción a los estudiantes del centro de presentar su propia propuesta para convalidar los créditos, pero aún no ha habido ninguna. Pero aún hay margen, ya que los primeros estudiantes de la era Bolonia –los que empezaron Historia en septiembre no podrán conseguir los créditos de las materias relativas hasta dentro de tres años.

Hasta esa fecha, los que serán los últimos licenciados los alumnos que estén cursando segundo, tercero, cuarto y quinto de carrera podrán seguir eligiendo las materias anteriormente nombradas, lo que conllevará que, con esta rectificación, no desaparecerán en ningún momento los estudios sobre Historia de Cantabria.

El plan en vigor, que fue propuesto por la UC y que está pendiente del visto bueno del Gobierno regional, establece un total de catorce asignaturas optativas para el grado de Historia, pero no hay ninguna específica sobre conocimiento de la historia y prehistoria local. El cambio de decisión se fraguó en la Junta de Gobierno de la Facultad y allí un miembro del Consejo de Estudiantes, en representación de parte del alumnado, planteó, dentro de ruegos y preguntas, la posibilidad de incorporar las asignaturas de historia de Cantabria al nuevo plan. El hecho despertó malestar y provocó una protesta por parte de otra alumna presente, que argumentó no sentirse representada por la persona que había realizado la propuesta.

Adaptación europea. El decano explicó en ese momento, al igual que hizo ayer a este periódico, que ya se había reunido con ADIC y que su intención «visto el malestar de un sector sensible» es mantener, en forma de seminarios y cursos, lo que previamente eran tres materias optativas. Así, acordó la Junta preparar un proyecto para articular las materias con los créditos de libre elección.

Esta decisión corresponde con las peticiones de ADIC, que en su momento consideró «muy grave» la desaparición de las asignaturas del nuevo grado y solicitó públicamente que se «dé la posibilidad al alumno de realizar una serie de créditos optativos». Gómez Ochoa recalcó en todo caso que la decisión se tomó porque los nuevos grados en Historia «no contemplan la misma oferta optativa que las antiguas licenciaturas ». «Ahora la antigua carrera de cinco cursos se impartirán en cuatro, de los cuales uno de ellos se debe dedicar a las asignaturas de la rama de Humanidades. Esto significa que lo que antes se impartía en cinco años ahora se dará en tres y esto ha obligado a suprimir cerca del 80% de las optativas que antes

se ofertaban. Entre ellas, las relacionadas específicamente con Cantabria, pero también asignaturas tan importantes como Latín o Mundo Actual».

El decano defendió ayer que la supresión de estas materias no se debe a una «falta de sensibilidad» del centro con materias relacionadas con la Comunidad Autónoma.

Es más, argumenta que la rectificación «se trata de un compromiso personal». Explica además que las materias que se imparten en la licenciatura «no son las más demandadas, pero ni mucho menos las que menor cantidad de alumnos tienen».

No obstante, recordó que en el master de Historia Contemporánea, integrado dentro del nuevo plan de estudios, se ofrece la po-sibilidad de estudiar materias relacionadas con la región como, por ejemplo, Burguesía comercial santanderina. «A la hora de diseñar el nuevo grado buscamos itinerarios que ofrezcan a los universitarios mayores posibilidades de obtener un empleo y de adaptación a Europa», explicó Gómez Ochoa.


Volver a Principal

+ Noticias