ir a inicio

Fecha: 21/10/2010 fuente: ADIC
ADIC RECLAMA EL DERECHO A USAR EL TÉRMINO "CHACOLI" EN CANTABRIA.
ADIC reclama el derecho a usar el término “Chacolí” en Cantabria y pide a la clase política cántabra que actúe en consecuencia, después que el PNV ha registrado una Proposición no de Ley en el Congreso para usar el término exclusivamente en Euskadi.

 

 La Asociación ADIC pide al conjunto de la clase política cántabra, pero en concreto al Gobierno y sobre todo a los cinco diputados cántabros en Madrid, contundencia para defender el uso legítimo del término “chacolí” para denominar a los vinos elaborados en la costa de Cantabria.
De esta manera, la asociación cantabrista sale al paso de la Proposición no de Ley presentada por el PNV en el Congreso, que reclama que el ejecutivo español realice las gestiones oportunas ante las instituciones europeas para proteger los términos Txakoli-Chacoli, Txakolin-Chacolin-Txakolina como uso exclusivo en el ámbito territorial correspondiente a estas tres denominaciones de Origen, esto es, Bizkaia, Gipuzkoa y Araba.

 

Según ADIC, la tradición histórica de la producción vinícola y la regulación de su uso en Cantabria está documentada desde al menos el siglo XIII, utilizándose el término “chacolí” para denominar el vino elaborado en zonas como Santander, Colindres, Arnuero, Meruelo, Argoños y Noja, a parte de la Encartaciones y buena parte de la costa vasca, así como también en zonas de ámbito cultural y aún eclesiástico cántabro, como el Valle de Mena. Es más, el actual "Vino de la Tierra Costa de Cantabria”, área geográfica regulada por la Consejería de Desarrollo Rural del Gobierno Cántabro, se elabora con las mismas uvas que el chacolí producido en Euskadi.
Asimismo, a diferencia de lo que asegura el PNV en su Proposición, el término “chacolí” no es de origen euskérico, siendo el nombre con el que los comerciantes franceses denominaban al vino hecho en la costa cantábrica.
Hablamos pues de un término genérico en el Cantábrico y no específico vasco, por lo que el Ejecutivo autonómico y los diputados cántabros en particular, deben emplearse con vehemencia para evitar otra nueva fuga de nuestro patrimonio.
La desidia, el desinterés y la falta de compromiso de muchas generaciones de representantes políticos cántabros posibilitaron que elementos propios de nuestra historia, cultura y etnografía fueran asimilados por territorios cercanos, hasta el punto de convertir en extraño algo que tradicionalmente se elaboraba o practicaba en Cantabria, o en ajeno algo que es clave en la historia y el devenir del pueblo cántabro. La sangría a nuestro patrimonio debe parar y son nuestros representantes quienes deben ser los primeros en poner en valor nuestro acervo. En ese sentido, ADIC exige a los cinco diputados cántabros, tres del PP y dos del PSOE, a votar en contra de la Proposición No de Ley presentada por el grupo parlamentario vasco y que se debatirá en los próximos días. Y también reclama al Gobierno la defensa del uso de ese término en Cantabria.
Según ADIC, la apropiación vasca del término chacolí es algo que Cantabria no puede consentir. Etiquetar el vino con cualquier coletilla que apele al origen del lugar de producción, no supondría ningún conflicto, pero sí surgiría si por Ley ese término se circunscribe exclusivamente a Euskadi. Tan legítimo es o debiera ser utilizar “Euskadiko txakolina”, “bizkaiko txakolina” o “getariako txakolina”, por ejemplo, como “chacolí cántabro”.
Pero impedir que cualquiera de las bodegas cántabras pueda utilizar el término chacolí sería enterrar una tradición histórica de siglos.

 

 

  Una polémica regada con "chacolí". (21/10/2010)

 

El PNV reclama el «uso exclusivo» del término para los vinos vascos y ADIC denuncia un intento de apropiación que «Cantabria no puede consentir»

 

El 'chacolí' o 'txacolí' ha dejado de ser sinónimo de fiesta, alegría y celebración para convertirse en un nuevo motivo de polémica y en origen de una nueva disputa entre Cantabria y Euskadi. La mecha la ha encendido esta vez una proposición no de ley del Partido Nacionalista Vasco (PNV), presentada en el Congreso de los Diputados para su debate en el seno de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.

La iniciativa, registrada el pasado 28 de septiembre y calificada por la Mesa de la Comisión el 13 de octubre, propone «instar al Gobierno (de la nación) a que, apoyándose en la reivindicación histórica de las tres denominaciones de origen -Arabako Txakolina, Bizkaiko Txakolina y Getariako Txakolina-, realice las gestiones oportunas ante las instituciones europeas para proteger los términos (...) como uso exclusivo en el ámbito territorial correspondiente a estas tres denominaciones de origen».

La respuesta a la iniciativa parlamentaria del PNV no se ha hecho esperar en Cantabria. Ayer, la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) emitió una nota reclamando el «derecho a usar el término chacolí» en la región y solicitando a los cinco parlamentarios cántabros en el Congreso de los Diputados «contundencia para defender el uso legítimo del término chacolí para denominar a los vinos elaborados en la costa de Cantabria». También pidió al Gobierno regional que se implique en esta polémica, por supuesto en defensa del derecho de Cantabria a utilizar este término para calificar a los vinos que se producen en su franja litoral.

 

Vino vasco

La redacción misma de la iniciativa parlamentaria del PNV, y en particular su exposición de motivos, invita directamente a la polémica. En ella se dice que «el término txakoli/chacolí es una palabra de origen vasco» y que «el vino txakolí está vinculado con el País Vasco, con su historia y con sus raíces como pueblo, sin que dicho término pueda ser apropiado por otra zona geográfica».

También señala que «el consumidor medio identifica el término 'txakolí' con el País Vasco».

Salvo este último supuesto, que nadie discute, el resto de las afirmaciones contenidas en la exposición de motivos, además de la propuesta de resolución en sí misma, son las que han desatado la polémica.

 

Respuesta de ADIC

«La tradición histórica de la producción vinícola y la regulación de su uso en Cantabria está documentada desde al menos el siglo XIII», señala ADIC en una nota. «Es más, el actual 'Vino de la Tierra Costa de Cantabria', área geográfica regulada por la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, se elabora con las mismas uvas que el chacolí producido en Euskadi», añade.

Para la asociación cantabrista «hablamos pues de un término genérico en el Cantábrico y no específico vasco», por lo que «la apropiación vasca del término chacolí es algo que Cantabria no puede consentir».

«Impedir que cualquiera de las bodegas cántabras pueda utilizar el término chacolí sería enterrar una tradición de siglos», según la asociación ADIC, de ahí su llamamiento a que tanto los diputados cántabros en el Congreso como el Gobierno de Cantabria se impliquen en esta polémica en defensa de los derechos de Cantabria.

 


Volver a Principal

+ Noticias