ir a inicio

Fecha: 07/08/2015 fuente: ADIC
ADIC SOLICITA QUE EL 28 JULIO VUELVA A SER FESTIVO EN CANTABRIA.
La Asociación ADIC pide a los ayuntamientos cántabros que coloquen el Lábaro el 28 de julio, solicitando al Gobierno de Cantabria que la jornada histórica vuelva a ser festiva. El 28 de julio conmemora la fecha que allá en 1778 significó la culminación de la unión de las jurisdicciones cántabras en torno a un cuerpo administrativo, germen de lo que hoy es la Comunidad Autónoma de Cantabria. Ese día, en Puente San Miguel, se proclamaron las Ordenanzas de Cantabria.

 

 

  ADIC pide a los ayuntamientos que coloquen el Lábaro el 28 de julio, solicitando al Gobierno de Cantabria que la jornada histórica vuelva a ser festiva.

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha pedido a los ayuntamientos cántabros que el próximo 28 de julio coloquen en sus fachadas el lábaro de la forma que estimen más oportuna. Los cantabristas pretenden que la jornada se convierta en un acto de exaltación de la historia e identidad cántabras y, a la vez, reivindicativo de la importancia de la fecha través de la identificación con un símbolo cada vez más presente entre toda la ciudadanía.

 

 



ADIC pide además que se haga con absoluta normalidad, como por ejemplo hacen los ayuntamientos de Comillas, Arredondo o Colindres que izan el estandarte en esta fecha y en otras señaladas e importantes para las citadas localidades.

Para ADIC, el lábaro es un símbolo reconocido y popular que va unido a una serie de valores, no solo el de representación, pues se identifica con la voluntad de autogobierno, subraya nuestra pertenencia y remarca la trascendencia histórica de Cantabria. Es por ello que en un día tan señalado como el 28 de julio, fecha en que se conmemora la aprobación de las Ordenanzas de Cantabria, expresión inequívoca de los valores antes mencionados, sea más que acertado aceptable la colocación del lábaro en algún lugar preferente en la fachada de los consistorios.
Y al hilo de esta petición, ADIC solicita al Gobierno de Cantabria que vuelva a declarar festiva la fecha, toda vez que la identidad cántabra no es algo que se deba a ninguna interinidad. El 28 de julio conmemora la fecha que allá en 1778 significó la culminación de la unión de las jurisdicciones cántabras –proceso iniciado en el siglo XV- en torno a un cuerpo administrativo, germen de lo que hoy es la Comunidad Autónoma de Cantabria. Ese día, en Puente San Miguel, se proclamaron las Ordenanzas de Cantabria. Se trata de una efeméride de especial significado identitario y de marcado carácter autonomista, pues refuerza no sólo las instituciones de autogobierno, sino las vías para alcanzarlo.

La petición no queda sólo en eso; los cantabristas piden que se refuercen los actos que se desarrollen durante la jornada festiva para que de verdad sea un día de exaltación de lo que nos une y del proceso andado para culminar esa unidad administrativa que hoy es la Comunidad Autónoma de Cantabria


Volver a Principal

+ Noticias