ir a inicio

Fecha: 26/07/2004 fuente: DIARIO MONTAÑÉS
ADIC DENUNCIA LA DELIBERADA AUSENCIA DE CONTENIDO POLÍTICO DEL DIA DE LAS INSTITUCIONES.
AUSENCIA DE CONTENIDO POLÍTICO DEL DIA DE LAS INSTITUCIONES.

        La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC), reincide en denunciar, como en años anteriores, la dimensión carente de contenido político y reivindicativo que el Ejecutivo, y la clase política de Cantabria en general, dan al Día de las Instituciones. ADIC no entiende como un acontecimiento que debiera ser de claro carácter cantabrista, se vea reducido, un año más, a una mera fiesta institucional inocua y de mero trámite.

Como cada 28 de julio, ADIC exige a la clase política de Cantabria, y al Gobierno en particular, que se deje de desvirtuar tan trascendente evento. Según la Asociación, se conmemora el acontecimiento histórico más importante para Cantabria en los últimos tres siglos, junto con la consecución de la autonomía que hoy disfrutamos. Un acontecimiento al través del cual el pueblo cántabro, después de siglos de silencio volvió a levantar la voz exigiendo lo que le era suyo: su destino. Lejos de ello, la clase política de Cantabria, rehuyendo el más mínimo discurso o mera referencia reivindicativa, se limita a convertirlo en una simple jornada de asueto, con comida popular y olor de multitudes.

A juicio de ADIC, es desalentador como se está tratando de hacer desaparecer el más mínimo rastro autonomista de nuestra ciudadanía, como se esta tratando que Cantabria como autonomía no sea tema de discurso político, que sus gentes se desmarquen cada vez más de la concepción política de su tierra y la usen como mero elemento referencial o anecdótico. No se puede construir jamás un ente político como Cantabria, eliminando de su pueblo el sentimiento político y reivindicativo que hace que ésta tenga sentido. Según la asociación cantabrista, este es el método más efectivo para dinamitar el futuro de Cantabria como entidad política autonómica; el contar con una ciudadanía ajena y alejada de sus propios problemas y responsabilidades, mientras apunta en sus inquietudes y preocupaciones hacia otros entes que en nada le afectan.

La Asociación concluye denunciando el pánico que sigue despertando en poderosos sectores políticos, el hecho de que Cantabria cuente con una identidad seria, fuerte y comprometida, cuando esa es la única manera de que una sociedad prospere y disfrute de un nivel de vida adecuado. Todo lo demás es hacer daño a esta tierra atendiendo otros intereses o identidades.


Volver a Principal

+ Noticias