ir a inicio

Fecha: 09/10/2004 fuente: DIARIO MONTAÑÉS
BIEN DE INTERÉS CULTURAL PARA EL HABLA MONTAÑESA
ADIC Y ASUBIU PROMUEVEN LA DECLARACIÓN DEL HABLA MONTAÑESA COMO BIEN DE INTERÉS CULTURAL

   

     La Asociación para la Defensa del habla montañesa (Asubiu) ha solicitado al Gobierno de Cantabria que el habla montañesa sea declarada Bien de Interés Cultural (BIC) con el fin de evitar el «completo desamparo» en el que, a juicio del presidente del colectivo, Raúl Fernández, se encuentra esta modalidad lingüística «propia del diasistema leonés, tal y como reconocen algunos filólogos».

 

Momento de la Rueda de Prensa. De izquierda a derecha, Jorge Echevarría, Presidente de ADIC, Raul Fernández, Presidente de ASUBIU y Pablo, Secretario de ASUBIU.

Fernández recordó que en septiembre de 2003 la asociación comenzó los trámites ante la Consejería de Cultura para la inclusión del habla cántabro en el patrimonio cultural sin que, pasados los plazos, la Administración haya respondido. En este sentido indicó que dado que el nuevo Ejecutivo regional «parece estar más sensibilizado que el anterior» en lo referido a la cultura cántabra «no estaría de más que una parte de sus esfuerzos fueran encaminados a aquel aspecto de la misma que se encuentra más olvidado», sobre todo cuando se están desarrollando grandes empresas de estudios del castellano que suponen un esfuerzo económico que no sería necesario en el caso de la lengua cántabra.

En su opinión, la situación de este tipo de lenguaje «es mala por la falta de protección por parte de la administración» ya que las pocas personas que mantienen vivos estos modismos se encuentran en el área rural y su habla «lo ven como un motivo de desprestigio».
Una de las medidas de protección que propone el colectivo es que en el futuro centro internacional de estudios del castellano de Comillas se cree un aula dedicada a esta modalidad lingüística sin que ello supusiera un gran coste.

Existen muchos estudios de filólogos sobre el habla montañesa y mucho léxico y giros recogidos por comarcas que siempre han estado realizados desde la iniciativa privada pero nunca desde la administración, apuntó. Según Raúl Fernández, si se consigue esa declaración, la administración regional estaría obligada a protegerla, promoverla, divulgarla y potenciarla como parte del patrimonio etnográfico de la comunidad autónoma.

Finalmente precisó que el objetivo de la petición realizada a la Consejería de Cultura no es que se reconozca como lengua sino proteger este patrimonio oral recogido en obras de importantes autores de literatura costumbrista como José María de Pereda.


Volver a Principal

+ Noticias